¿Cocina americana o cocina cerrada? Ventajas e inconvenientes de cada una

¿Cocina americana o cocina cerrada? Ventajas e inconvenientes de cada una

Tener cocina americana o cocina cerrada, esa es la duda que asalta a mucha gente a la hora de diseñar su hogar. Ambas cocinas tienen sus pros y sus contras, y a continuación os desgranamos toda la información.

La cocina americana: ventajas y desventajas

Si al decidir entre cocina americana o cocina cerrada optas por un espacio abierto, posiblemente lo que te lleve a ello es ganar amplitud visual o luchar frente al poco espacio de la vivienda.

Si este es tu caso te recomendamos adquirir electrodomésticos silenciosos para no alterar el ambiente de otros espacios, contar con una campana extractora potente para eliminar los malos humos, cuidar bien la estética de la cocina y el salón, la decoración y la iluminación para generar ambientes diferentes, estudiar bien la distribución de la cocina (cocina en U, en L, con isla central, en península…) y por último, revisar bien los planos antes de emprender la obra, para que no quede ningún elemento estructural impidiendo esa amplitud visual.

Las cocinas americanas son espacios abiertos, diáfanos, con cierto toque moderno y en los que se puede aprovechar más la luz natural. Son perfectas para visitas y fiestas y permiten un ambiente más familiar, pues mientras los adultos cocinan, los pequeños pueden estar vigilados si están en el salón.

Los aspectos negativos de esta disposición es que dejan el desorden a la vista, la cocina genera malos olores si no hay una buena campana extractora, los ruidos son más molestos y el gasto energético es mayor, pues todo el calor de la cocina acaba trasladándose al salón.

Las cocinas cerradas, las más tradicionales

Si en la apuesta entre cocina americana o cocina cerrada optas por la última opción, has de saber que es la disposición más tradicional. Sus ventajas más visibles son la posibilidad de diseñar espacios con estilos diferentes, el ruido es menos molesto porque basta con cerrar la puerta y, en caso de visitas, no importará el desorden, con cerrar la puerta ganamos en tranquilidad, aunque posteriormente haya que limpiar este espacio.

No obstante, a pesar de las ventajas, las cocinas cerradas también cuentan con contras señalables. Si el espacio es muy pequeño, puede resultar agobiante, la falta de luz en algunos casos obliga a un exceso de luz artificial y, al ser un espacio cerrado, está más aislado, de modo que la persona que esté cocinando puede sentirse un poco desplazada si hay gente en el salón.

Cocinova

¿Cocina americana o cocina cerrada? Ventajas e inconvenientes de cada una