Cocina de inducción: ¿Suficientes ventajas?

Cocina de inducción: ¿Suficientes ventajas como para cambiarse?

La cocina de inducción es una alternativa cada vez más común a las cocina de gas o la vitrocerámica eléctrica. Comenzar a cocinas con inducción es un cambio que se nota desde el primer momento y su uso es muy cómodo.

¿Cómo funcionan las cocinas de inducción?

Una cocina de inducción calienta solo el recipiente a cocinar gracias a un campo electromagnético que genera calor. A su vez, este campo magnético se crea con un potente imán conectado a la corriente eléctrica.

Las cocinas de inducción solo funcionan con determinado menaje elaborado con material ferromagnético y no se pueden emplear otros materiales como cobre, aluminio, terracota o cerámica.

Las ventajas de la cocina de inducción

Una vez conocido como funciona las cocinas de inducción, es momento de repasar algunas de sus ventajas. Este electrodoméstico es más eficiente que la vitrocerámica eléctrica convencional al calentar los recipientes directamente, evitando el despilfarro de energía.

Los sensores de inducción detectan si hay recipiente sobre la cocina, apagándola sola, aunque se nos olvide. Este punto es importante porque con ella ganamos en seguridad.

Las cocinas de inducción disponen de sistema de bloqueo, de modo que si los niños encienden la placa, los fuegos no calientes al no detectar un recipiente adecuado sobre ellos. Por otra parte, se evitan quemaduras con los fogones, pues solo se caliente el recipiente y los fuegos tienen una temperatura de calor residual.

Una tercera ventaja es el ahorro de tiempo. La temperatura adecuada para cocinar se alcanza en poco tiempo, en cuestión de un par de minutos. La limpieza, una cuestión muy problemática en otras cocinas, se soluciona fácilmente, pues si el cristal que cubre los fuegos se salpica o cae algo en su superficie, se limpia fácilmente al instante o cuando termina el cocinado, con un paño húmedo.

Un último aspecto positivo es la ubicación. Una cocina de inducción no necesita estar colocada sobre un horno, de modo que puede ser instalada en cualquier espacio de la cocina, incluso sobre otro electrodoméstico.

Cocinova