Cocinar en el lavavajillas: ¿ventajas o riesgos?

Cocinar en el lavavajillas: ¿ventajas o riesgos?

En los últimos años se ha popularizado de manera importante un nuevo método de cocinado, y es el de cocinar en el lavavajillas. Este sistema tiene sus defensores y sus detractores, existen ventajas y riesgos para incorporar este método de cocinado en nuestro día a día.

La técnica de cocinar en el lavavajillas es muy sencilla, consiste únicamente en aprovechar las altas temperaturas que alcanza este electrodoméstico durante el lavado para cocinar alimentos que se introducen en envases herméticamente cerrados. Pero, ¿cuáles son sus ventajas y sus riesgos?

Las ventajas de cocinar en el lavavajillas

Se trata de un método higiénico y muy saludable, ya que no se generan grasas ni aditivos. Es una cocina nutritiva, mantiene las propiedades de los alimentos y los nutrientes. Esto es interesante porque así se necesitan menos sales, aceites, aliños… A su vez es sostenible porque supone un ahorro importante de agua y energía.

Cocinar en el lavavajillas requiere poca inversión, solo son necesarios tarros herméticos o bolsas de envasado al vacío aptas para la cocción. Al estar los alimentos en el interior del lavavajillas no se extienden los malos olores por toda la vivienda.

Cuando se cocina en el lavavajillas, el cocinado es a bajas temperaturas, por lo que se evita que las proteínas se vuelvan tóxicas. Con respecto a las carnes, las de peor calidad quedan igual de sabrosas que las carnes más supremas.

Por último, al cocinar en el lavavajillas no tienes que estar pendiente, solo esperar a que acabe el lavado.

Los riesgos de cocinar en el lavavajillas

No todo son ventajas, existen también algunos riesgos que pueden jugarnos una mala pasada. Cada lavavajillas tiene programas específicos de lavado a diferentes temperaturas.

Los recipientes que se utilizan han de ser obligatoriamente herméticos para que los alimentos no se contaminen con el agua del lavado o el detergente del lavavajillas. Algunos alimentos como las carnes, el pescado y los huevos necesitan temperaturas de cocción muy altas para cocinarse por completo.

Por último, muchas bacterias resisten con vida a 50 grados, que es la temperatura que alcanzan la mayoría de lavavajillas del mercado.

Cómo cocinar en el lavavajillas de forma segura

El primer paso para cocinar de forma segura en el lavavajillas es que los recipientes sean herméticos. Se recomiendan tarros de cristal o bolsas de envasado al vacío para cocción.

En el lavavajillas se pueden cocinar carnes, pescados, cuscús, marisco, cremas… y es también un buen método par aromatizar frutas.

Hay que tener muy presente cuáles son los alimentos recomendados para esta práctica de cocción y el programa de lavado adecuado. Se trata en definitiva de aprovechar el calor del electrodoméstica para cocer alimentos.

Cocinova

Cocinar en el lavavajillas: ¿ventajas o riesgos?