Soluciones para cocinas pequeñas

Soluciones para cocinas pequeñas

¿Se hace difícil el tránsito cuando hay más de dos personas en la cocina? ¿Eres de los que no pueden cerrar la puerta de entrada a la misma si está abierta la del frigorífico?

Sí, sabemos las molestias que algunas veces causa el tener una cocina pequeña, pero es probable que sea porque el espacio no está correctamente aprovechado. ¡Aprende a hacerlo!

1. Mucha luz

Si hay un tono que aporta mucha luminosidad y que, además, es capaz de captarla de maravilla, ese es el blanco. Decántate por él para las paredes, los muebles y, muy importante, para la iluminación. A veces la percepción que tenemos de las cosas es solo cuestión de psicología, y la amplia presencia de luz aporta sensación de amplitud.

2. Toques personales

Si te sientes a gusto en tu cocina no te importará lo grande o pequeña que ésta sea. Da tu propio toque personal, por ejemplo, con detalles de color que resalten sobre el blanco. Desde papel para la pered a detalles decorativos, juega con colores intensos para recrear un espacio vivo.

3. Muebles no demasiado grandes

Es mejor que te decantes por los bajos. No tiene por qué significar menos espacio para almacenar objetos, pero debes buscar la manera de clasificarlos bien para encontrarlos de forma rápida. Hay muebles y cajones que dividen el espacio en su interior para facilitar la tarea.

4. Intégrala con otros espacio de las cosas

Cuando lo anterior no funciona (o incluso haciéndolo), se puede pensar en realizar algunas reformas en la vivienda, si éstas son necesarias. Las cocinas pequeñas apenas parecen serlo cuando quedan integradas en el salón, separadas ambas estancias solo por una barra. Tan solo tienes que asegurarte de contar con una buena campana que recoja bien el humo y los olores para evitar que éstos se propaguen.

Cocinova Cocinas

Soluciones para cocinas pequeñas