Ventajas de usar hornos de vapor

Ventajas de usar hornos de vapor

Algunas de nuestras marcas de electrodomésticos, como AEG y Electrolux, ofrecen hornos de vapor que, en su día, nos convencieron. Han sido anunciados en famosos programas de televisión como Topchef, pero si todavía no conoces sus prestaciones, te las contamos a continuación.

Beneficios de los hornos a vapor

No hace falta ser un cocinillas para utilizar los hornos de vapor. A todo el mundo le gusta que sus alimentos estén sabrosos y, si además son saludables, mucho mejor.

Lo que hacen estos hornos es combinar el calor seco con vapor. Este ayuda a retener la humedad durante la cocción, lo que conserva sus propiedades y realza el sabor, a la vez que se reduce el consumo de energía. ¿Qué más se le puede pedir a un horno?

· Dominio de todas las recetas. Los hornos a vapor se basan en la cocción a baja temperatura. Esta se mantiene homogénea, por lo que el cocinado es controlado y el resultado es jugoso y rico. Y es que los diferentes ingredientes de cada receta se combinan lentamente para resultar en platos cargados de matices.

· Control de todo el proceso. El sensor de humedad del modelo SteamPro de AEG, por ejemplo, controla el nivel de esta con mucha precisión. La ventilación ThermiCº permite que el calor se extienda de manera uniforme.

· Limpieza más fácil. Estos hornos poseen programas de limpieza al vapor que ayudan a eliminar residuos, incluso los que más se pegan a la superficie. Además, la pirólisis lo reduce todo a una ceniza fina, que se puede retirar con un paño húmedo.    

Las estrellas de la mesa

Al dominar todas las técnicas, cualquier cosa que se cocine en los hornos a vapor quedará bien, pero el trabajo eficiente que realizan se observa especialmente en unas recetas concretas.

· Pan. Tanto AEG como Electrolux resaltan las posibilidades de sus hornos de vapor a la hora de hacer pan. Sube mejor, el interior queda más esponjoso y la corteza más crujiente. Con todo, la textura y el sabor están garantizados, así que merece la pena animarse a cocinar pan casero. Es más barato y, según el establecimiento en el que se suela adquirir, puede que más sano.

· Postres. Pasteles firmes y cremas ligeras, eso es lo que prometen los hornos. El vapor ayuda a que las mezclas se mantenga líquidas y las superficies sean suaves, a lo que se une la cocción de un hojaldre que lo dejará crujiente.

¿No te dan ganas de probarlo?

Cocinova

Ventajas de usar hornos de vapor