Cómo iluminar el cuarto de baño correctamente

Cómo iluminar el cuarto de baño correctamente

El cuarto de baño es una de las zonas más importantes de la vivienda. Cada día pasamos allí mucho tiempo, ya sea para asearnos y comenzar el día plenos de energía o bien para relajarnos tras una jornada de trabajo duro.

Os mostramos a continuación algunos consejos para iluminar el cuarto de baño de manera adecuada.

Buena luz general

Una buena luz general ofrece un ambiente idóneo que sirve como comodín para momentos en los que hay que centrarse en una tarea específica. Las opciones más usadas son los focos empotrados, las regletas o los plafones. La luz general debe ser suave, unos 100 lux (lúmenes por metro cuadrado), con luz parecida a la natural, y por supuesto apostar por los led, iluminación de bajo consumo.

Armarios y espejos con luz

En baños con dimensiones reducidas, los armarios y espejos con luz ofrecen solución de almacenaje y lumínica en un solo elemento. Resultan muy útiles para tareas como el maquillaje.

Mucha luz natural

A la hora de iluminar el cuarto de baño, la luz natural es fundamental. Es la base de toda la iluminación porque ilumina bien, no modifica los colores y supone un gran ahorro en el consumo eléctrico.

Para favorecer la entrada de luz natural intenta no obstaculizar las ventanas con muebles altos, no poner cortinas o estores muy tupidos ni usar vidrios con cristal traslúcido.

Luz funcional y de ambiente

Además de la iluminación general, en el baño deben aparecer fuentes de iluminación funcional y de ambiente. La luz funcional es la que se utiliza cuando es necesario iluminación potente y dirigida.

Este tipo de iluminación ha de ser proporcional a las dimensiones del espacio. Junto a la luz funcional aparece también la iluminación ambiental, que ayuda a generar sensación de relax.

Luces a ambos lados del espejo

Durante el maquillaje, además de pericia, es importante contar con una luz idónea para no generar efectos ni destellos en el rostro. Esto se consigue con un par de lámparas a cada lado del espejo.

Luces combinadas y revueltas

Mezclar distintos tipos de iluminación es fácil de conseguir, y aporta un plus de comodidad. SI el cuarto de baño es pequeño, esta fórmula se puede conseguir con iluminación general y otra en el lavamanos, mientras que los grandes requieren una concreta en cada zona del baño.

Crear ambiente

El cuarto de baño actual precisa una luz decorativa para crear ambiente. Es muy posible que esta luz no tenga una función determinada, que únicamente sirva para ayudar a crear una atmósfera y un ambiente agradable. Esta iluminación puede ser tenue, cálida y envolvente.

Luces alrededor de la zona de ducha o bañera

Otro consejo para iluminar el cuarto de baño es colocar alrededor de la ducha o bañera algunos apliques de luz con un IP alto, protección frente al polvo y la humedad. De este modo, se iluminan estas zonas del baño garantizando la estanqueidad y el contacto con el agua y la humedad.

Luz natural y fría en el tocador

En el tocador es necesaria iluminación uniforme, que no genere sombras ni reflejos. Lo ideal es una luz blanca fría, lo más parecida a la natural, superior a los 5.000 grados Kelvin, para que no se alteren los colores, y de 200 lux.

¿Cromoterapia?

Los colores inciden directamente en el estado de ánimo. Usarlos en la iluminación puede ser arriesgado, pero un acierto si se hace correctamente. Para incorporarlos, hay rociadores con leds y cabinas y bañeras que utilizan cromoterapia en sus prestaciones.

Cocinova

Cómo iluminar el cuarto de baño correctamente