12 claves para iluminar tu cocina

12 claves para iluminar tu cocina

La cocina es un espacio de la vivienda que debe estar siempre bien iluminado, para evitar posibles accidentes y sacarle todo el rendimiento a la estancia. Si acostumbras a estar a oscuras en este espacio, te ofrecemos a continuación algunas indicaciones para iluminar tu cocina.

La luz natural, ese gran aliado

El mejor modo de iluminar tu cocina es con luz natural. Por lo tanto, evita los muebles altos que evitan obstaculicen el paso de la luz y las cortinas demasiado opacas.

¿Qué uso tiene la cocina?

De ser un espacio únicamente para cocinar, las cocinas modernas se han convertido en el centro neurálgico de la vivienda: el lugar donde los pequeños hacen los deberes, el comedor de diario, una zona de esparcimiento… La iluminación focalizada o por ambiente es una buena recomendación para estos usos ajenos al cocinado.

Una buena luz general, imprescindible

A pesar de que puedan existir otros puntos de luz accesorios, la iluminación general es imprescindible. Los focos empotrados son los más habituales, aunque están ganando terreno las lámparas de techo, y siempre hablamos de iluminación eficiente.

Luz directa bajo los muebles

Otra forma de iluminar tu cocina es instalar varias luces funcionales, por ejemplo, bajo los armarios altos. Esto evita tener que tener el resto de lámparas encendidas.

Iluminación diferenciada

Si la cocina es algo más que un espacio de cocinado, una forma de mostrar esa diferenciación es con distintos tipos de iluminación para la zona de trabajo, el comedor o el almacenaje.

Luz fría o cálida

La iluminación de tu cocina no debe ser la misma para cada rincón. En la zona de trabajo es conveniente una luz fría, y en otros espacios más íntimos, una luz más cálida para crear atmósfera.

Luz sobre la encimera

Para trabajar y manipular alimentos en la encimera es vital una buena luz direccional que no deslumbre, no cree sombras y permita cocinar de manera segura. Es importante que esta fuente de iluminación abarque toda la superficie de trabajo.

En el comedor de diario, lámparas de techo

Si la cocina se utiliza como comedor de diario, en función del tamaño y la forma de la mesa deberemos elegir un topo de luminaria u otro y el número de las mismas, con un máximo de tres para no dejar ninguna zona a oscuras. Esta luz es mejor si es cálida y lo habitual es colocarla a unos 80 centímetros sobre la mesa.

Las lámparas de techo son también una buena solución para iluminar la isla, un elemento que ha conquistado las cocinas dejando en un segundo plano las cocinas tipo dispuestas en forma de península.

Luz en los armarios

Muchos fabricantes de cocina ya incorporan luces instaladas en los armarios. En cualquier caso, si no las traen de fábrica, una posibilidad para iluminar estos espacios es colocar led encastrados que se enciendan al abrir las puertas y cajones.

La luz de la campana

Si hablamos de recomendaciones para iluminar tu cocina, no podemos olvidar la campana extractora. La mayoría de modelos ya incluyen iluminación, y es una forma de cocinar con claridad y de manera segura.

¿La luz como elemento decorativo?

Pues sí, la iluminación, además de funcional, puede ser decorativa. En el mercado encontramos decenas de propuestas que apuestan por esta idea, ¿por qué no lo pruebas?

Cocinova

12 claves para iluminar tu cocina