Cinco ventajas para decidirse por una isla de cocina

Cinco ventajas para decidirse por una isla de cocina

La cocina ha pasado de ser un espacio de trabajo a un lugar neurálgico en la vivienda. La decoración de cocinas gana cada vez más adeptos y en cuanto a diseño de cocinas debemos prestar atención especial a la isla de cocina, un elemento que ofrece algunas ventajas que repasamos a continuación.

Mayor espacio de trabajo

La isla de cocina hace que esta estancia disponga de más espacio de trabajo, favoreciendo así a quienes disfrutan de cocinar. Una isla de cocina representa un plus para conseguir un espacio funcional, confortable y útil.

No obstante, esto solo es posible si la iluminación es suficiente y eficiente, siendo aconsejable instalar una lámpara colgante o luminarias suficientes sobre la isla y que la isla acompañe al estilo decorativo de toda la cocina.

Ganar espacio de almacenamiento

Otra idea interesante es sacar partido de la isla de cocina como espacio extra para almacenar utensilios. Si el espacio disponible es muy reducido, hay que tener en cuenta que la apertura de muebles y cajones no debe entorpecer la circulación y el trabajo.

La isla como separador

La isla de cocina es, por definición, un volumen aislado. Sin embargo, en viviendas pequeñas es tendencia adosar la isla a la pared convirtiéndola en una península. Así, las cocinas más modernas pueden adaptarse a los espacios reducidos y utilizar este volumen como separador de ambientes.

Lugar de encuentros y reuniones

Otra tendencia muy actual es utilizar la isla de cocina como espacio para compartir con familiares y amigos momentos como el desayuno, aperitivos ligeros o una copa de vino mientras se cocina. En este caso, hay que pensar en materiales apropiados para esta idea: granito, SIlestone, madera maciza…

Orden y estética

Una última ventaja de la isla de cocina es que ayuda a distribuir todos los elementos de la estancia. Con este elemento, la zona de almacenamiento se amplia, la movilidad en la cocina mejora y el espacio aparece como más fluido.

Consejos para instalar una isla de cocina

A la hora de instalar una isla en la cocina es importante que exista un mínimo de 1,20 metros de separación entre diferentes volúmenes, para que dos personas puedan trabajar cómodamente. Si se mueven en casa personas con silla de ruedas, el espacio mínimo debe ser de 1,50 metros. Con respecto a la altura, lo habitual son 90 centímetros, para trabajar cómodamente.

Cocinova

Cinco ventajas para decidirse por una isla de cocina