Recetas frías para sobrellevar el verano

Recetas frías para sobrellevar el verano

Nuestra gastronomía está basada en el sabor de un rica materia prima elaborada de la mejor forma para sacar toda su esencia, sí, pero también en el sentido común. Para resistir las altas temperaturas veraniegas es mejor hidratarse y contrarrestar el calor con comidas también frías. Es decir, se trata de decir “adiós” al puchero para decir “hola” al gazpacho.

Te proponemos algunas recetas.

1. Gazpacho andaluz

Esta sopa fría a base de vegetales (apta, por tanto, para veganos y vegetarianos) es reconocida en todo el mundo. Se trata de mezclar una buena cantidad de tomate, pimiento, ajo, pepino, aceite de oliva, vinagre, pan duro, agua fría y sal en la batidora, hasta que quede una mezcla fina. Las cantidades dependerán de los días que se pretende que dure (no muchos, para que no se agríe) o de las personas que haya en casa, aunque el tomate es lo que debe predominar.

recetas-frias

2. Papas aliñás

También un clásico del verano, ideal para envasarlo y llevarlo a la playa o a la piscina. Hay que cocer patatas nuevas y trocearlas para añadir luego cebolla, aceite, vinagre, sal y perejil y, opcionalmente, huevo duro y/o atún.

recetas-frias

3. Aliño

También conocido como picadillo, pipirrana o piriñaca. El plato reúne tomate, pimiento verde, cebolla y pepino, como mínimo, picados en trozos pequeños, y bien aliñados luego con aceite de oliva, vinagre y sal. En muy habitual añadirle además pescados como el pulpo o palitos de cangrejo.

Si se le añaden también gambas o langostinos tendremos el también clásico salpicón de marisco.

recetas-frias

4. Ensalada de frutas y verduras

Si las tienes, ya es hora de que elimines tus propias barreras mentales a la hora de preparar suculentas ensaladas, y mezcla sin miedo. En pleno verano, al tomate y la cebolla le puede venir genial el limón, el kiwi o la naranja. Para la vinagreta, el aceite de oliva, la sal y el vinagre de Módena o balsámico son el completo perfecto.

También puedes añadir frutos secos, semillas e incluso legumbres, como las lentejas. De hecho, es una buena forma de consumirlas en verano, cuando ya no apetecen tanto los guisos calientes.

recetas-frias

Cocinova Cocinas

Recetas frías para sobrellevar el verano