Las 5 reglas de oro para un buen uso de los electrodomésticos

Las 5 reglas de oro para un buen uso de los electrodomésticos

Correctamente utilizados, los electrodomésticos no solamente gozarán de una vida más útil, sino que además contribuirán al ahorro. A continuación, te hacemos llegar unos consejos útiles que contribuirán a ello.

Buen uso de los electrodomésticos

  1. Una de las máximas de la cocina es tener bien limpios los filtros del extractor para que éste funcione correctamente. Eso contribuye no solo a eliminar humo y olores, sino también a la seguridad. Se aconseja también un mantenimiento regular profesionalizado y, en cuanto al uso diario, encenderlo en el inicio de la cocción e incluso un poco antes.
  2. En lo que respecta al frigorífico, lo fundamental es tener la puerta bien cerrada, siendo esto crucial en el capítulo de buen uso de los electrodomésticos. Insiste a tus hijos si son pequeños para que lo hagan. Siempre es mejor decantarse por un frigorífico eficiente, pero si el tuyo acumula escarcha, tendrás que quitarla tan pronto como aparezca. Además, es importante comprobar que el desagüe interior no tiene obstrucciones.
  3. Uno de los problemas que se presentan en cuanto al fregadero y el grifo es que el mueble en el que va colocado (la encimera) tenga goteras. Debes evitarlo y solucionarlo en cuanto compruebes que así es, sino con un mueble nuevo, al menos con un recogeaguas.
  4. El lavavajillas debe estar cargado cuando se pone en funcionamiento, lo que es más habitual según se incremente el número de inquilinos. Si vives solo o en pareja, las opciones son abastecerte con suficiente cubertería y vajilla o fregar a mano. Se recomienda también esperar unos minutos a que haya completado el ciclo de lavado para abrir la puerta, y que no se emita mucho vapor.
  5. Otro capítulo importante merecería la iluminación. Es mejor que cambies tus viejas lámparas halógenas por bombillas de bajo consumo o, mejor aún, por luces LED. En todo caso, si no estás dispuesto a hacerlo, no toques la lámpara con los dedos directamente. Primero, porque se deteriora, pero segundo porque te quemarás si lo haces cuando está funcionando o acaba de hacerlo.

Cocinova Cocinas

Las 5 reglas de oro para un buen uso de los electrodomésticos